A INÉS DÍAZ RENGEL

ELLA EN EL TIEMPO

AMOR QUE NO CESA

QUIERO

LA HIGUERA

En Córdoba por la Paz

Narrando en Punta Umbría

NARRANDO EN CÓRDOBA POR LA PAZ

Seguidores

sábado, 16 de enero de 2010

AMNESIA. (Microcuento)















AMNESIA
Nací en algún punto de esta galaxia, pero en qué punto. Cuando abrí los ojos, el lugar era inhóspito, carecía de colores, todo era desolador, grisáceo. En ese momento no recordaba nada, no sabía qué era aquello, dónde estaba. Empecé a sentir frío y miedo. Deseaba encontrar a alguien, iba apoderándose de mí la desolación. Llamé a una puerta, y la escena era de pánico; alrededor de una mesa, sentados, dos adultos y dos niños, completamente calcinados, huí llena de espanto. Vi venir hacia mí un chico; en ese momento sentí que venía a rescatarme y le pregunté:
-¿Qué es esto, dónde estamos?
A lo que me respondió:
-Hemos tenido suerte, somos los dos únicos supervivientes. El Vesubio ha comenzado a erupcionar y ha cubierto con su lava la ciudad de Pompeya.

Inés Mª Díaz
9/12/2009

18 comentarios:

josefina dijo...

Tiene que ser horrible sentir el calor de un volcán. Bonito tu microcuento

ADELFA MARTIN dijo...

PUES VAYA SUERTE... habria mucho que decir alrespeto, especialmente si fueran dos sobrevivientes sobre la faz de la tierra...

Da para reflexionar tu microcuento.

P.d.
de niña estuve lo mas cerca que se puede estar sin correr peligro de un volcàn en erupciòn...un espectàculo tan hermoso que jamas se ha borrado de mimente.

Inés María Díaz dijo...

Gracias Josefina por tu fidelidad, me encanta verte por aquí. Un beso

Inés María Díaz dijo...

Debe ser horroroso, sentir cerca el calor de un volcán, gracias Adelfa. Un besazo, Inés

Roberto Santamaría dijo...

Un micro relato que le deja a uno erizada la piel por su doble dramatismo
no sólo hay que sobrevivir a la catástrofe natural de la erección del volcán
si no también a la pérdida de la memoria, hasta el punto de no saber quién es uno mismo.

No sabría decir cuál de las dos situaciones es más terrible…y no sé por qué tu relato me hizo pensar en esas personas castigadas por esa horrible enfermedad que es Alzheimer.

Fue un placer pasar y disfrutar de tu hermoso Blog.

Un abrazo

Roberto

María BlancaNieves dijo...

Nos muestras dos situaciones que estremecen y logras que uno ahonde en la reflexión.

Perfectamente bien relatado. Un beso con mucho cariño querida Inés.

Inés María Díaz dijo...

Gracias Roberto, para mí es un honor que me leas. Un abrazo

Inés María Díaz dijo...

Me alegra mucho verte por este espacio. Un besazo

ROCIO dijo...

Cuanto me ha gustado, que horror el fuego y quedarse solos en la tierra.

Encantada de visitarte.

Un abrazo.

Rocío

Inés María Díaz dijo...

Gracias Rocío, me encanta verte por mi casa. Besos

Asterio Sorribes Andres dijo...

Desde un lugar que no puede pensarse si no es desde el vacío
es la experiencia de los límites
en esta destrucción que llegas a escecificar, de forma magnífica, como destino.
Un placer leerte
Un beso u dos

Mundo Animal. dijo...

HOLAAAAAAAAAA PASO A SALUDARTEEE . TE DEJO ABRAZOS Y MI DESEO DE QUE DISFRUTES DE UN BUEN DOMINGOOOOOO
CHRISSS

ROCIO dijo...

Amiga hay un encuentro poético en Zaragoza, ve a mi blog y en la foto irás al blog donde se anuncia.

Un abrazo.

Rocío

Inés María Díaz dijo...

Hola Asterio, es un honor para mí que me visites. Besos

Inés María Díaz dijo...

Hola Chris, me encanta que te pases por este espacio, gracias. Un beso

Inés María Díaz dijo...

Rocío he estado en tu blog, has debido difrutar mucho en ese encuentro. Un beso,

Rossana dijo...

Buenas noches:
Da gusto pasar a leer tu palabra querida Ma. Inés

Un abrazo

Inés María Díaz dijo...

Gracias Rossana por visitarme, siempre es un placer para mí. Besos, Inés