A INÉS DÍAZ RENGEL

ELLA EN EL TIEMPO

AMOR QUE NO CESA

QUIERO

LA HIGUERA

En Córdoba por la Paz

Narrando en Punta Umbría

NARRANDO EN CÓRDOBA POR LA PAZ

Seguidores

martes, 29 de diciembre de 2009

CICLO DE ESPERANZA



















CICLO DE ESPERANZA
Como un soplo de vida ha llegado.
Como el agua en tiempo de sequía.
O un amigo de la infancia.
O como flor en primavera.
Me recreo en la belleza que tenemos
a nuestro alcance,
admiro el encanto que goza
cada etapa.
En este nuevo ciclo me refugio,
esperando que asomen
frases bellas y contrarresten
algunas que encuentro inadecuadas.
Impaciente aguardo ese momento,
para seguir urdiendo alguna poesía,
pero las musas se revelan y me abandonan
yéndose a otros fértiles lugares.
Espero que permanezca esta visión
hasta llegar a esa edad incómoda
y longeva de la que todos
renunciamos.

22/11/2009 Inés Mª Díaz

sábado, 5 de diciembre de 2009

PREMIO AIRES DE LIBERTAD














Segundo Lugar:

Suelo con hojas,
una alfombra amarilla
la barre el viento…

Rosa en el libro,
va soltando los pétalos
el tiempo pasa…

El sol se esconde
detrás de las montañas
dejando sombra…….

Inés Mª Diaz Rengel

miércoles, 18 de noviembre de 2009

SOLO EL FIN DE SEMANA



















SOLO EL FIN DE SEMANA
Dejadme el fin de semana,
os concedo los restantes.
Dejad que me deleite
de esa libertad temporal
que me ha impuesto la vida.
Al aroma a suavizante del sábado.
Del silencio
y la paz de las mañanas
del domingo impregnada de incienso
y a un azul limpio
de un bello amanecer
que a través de los cristales
me parece el cielo.
Momentos del día
que a bocanadas me llegan,
brotando de mí las palabras
escribiendo algún verso,
o esas horas dulces
que sin hacer nada
me llevan al clímax
de una simple imagen,
o leo poemas, un libro,
pero siempre lo que yo deseo.
Dejadme que estas pequeñeces
ahora las considere grandes,
quizás llegue el momento
que un averno me parezcan.
Solo quiero esos dos días
el resto se los regalo
a mis hijos y nietos.

12/11/2009 Inés Mª Díaz

sábado, 7 de noviembre de 2009

GALA POÉTICA A BENEFICIO DE MADRE CORAJE

video
Narro el capítulo 7 de Rayuela, de Julio Cortázar

miércoles, 28 de octubre de 2009

OTOÑO















OTOÑO
Raíces que se extienden
y copa frondosa,
cobijando al que se acerca.
Vertiente de la vida
que decae inexorable.
Época de desnudo,
el alma se despoja
de aquello que lacera.
Partes que se tornan ocre,
con máculas
como las hojas caídas.
Paralelas les siguen
sensaciones abocadas
al pesimismo
en la creencia de volver
a brotar.

11/10/2009 Inés Mª Díaz

domingo, 11 de octubre de 2009

¿QUÉ HA SIDO PARA MÍ?



















¿QUÉ HA SIDO PARA MÍ?
Ha sido para mí un acicate
y me até a ella con deseo,
buscando un motivo que me lleve
por senderos firmes
sin caer en la monotonía.
Conocerla ha sido mi gran razón
dándole sentido a mi ser,
sujeta el timón de mi existencia
para no ir a la deriva.
Sin poesía mi corazón
jamás se hubiera abierto,
permanecía cerrado
guardando historias de un camino
que algunas van reconcomiendo.
Abrí y por fin tiré la llave
consiguiendo un corazón liberado.

23/9/09 Inés Mª Díaz

viernes, 18 de septiembre de 2009

NUEVA VIDA



















NUEVA VIDA
Cuando las manecillas del reloj
ya no transiten,
cansadas de girar
sobre un mismo círculo,
habrá un reencuentro imaginario
sobre la esfera traslúcida,
donde los cuerpos celestes
comienzan a vivir
sin dobleces ni tapujos.
Como un alborear nacerá la luz
iniciando una nueva vida
sin problemas, rencores,
ni artilugios.

16/9/09 Inés Mª Díaz

martes, 8 de septiembre de 2009

CONTEMPLACIÓN













CONTEMPLACIÓN
Con ansias esperaban su descenso
y contemplaban su policromía
extasiados en su mayor esplendor.
El rojo, anaranjado, violeta y ocre
derramaba belleza sublime.
Se interpuso otro cuerpo
y cambió su fisonomía,
regalaba hermosura al instante.
Un resplandeciente espejo
unía cielo y mar,
se ocultaba tras el horizonte.
Su compañera atisbaba impaciente
los últimos destellos del ocaso
y celosa aguardaba
ese momento de contemplación
donde las miradas comienzan a soñar
tornándose hacia ella,
con un reflejo instantáneo
al argentado gajo de mandarina,
aún creciente
se sentía llena en su ego.

Septiembre / 2009 Inés Mª Díaz

sábado, 29 de agosto de 2009

DESPERTAR



















DESPERTAR
Amanecer:
el campo es diferente.
Los pájaros habitan
en el pino junto a la casa,
apenas abre el alba los ojos
sus gargantas se despiertan.

Se oye el melódico jilguero,
la insistente tórtola turca,
el ulular de un mochuelo,
una bandada de gorriones
salen despavoridos de un naranjo
entran en picado en una higuera,
picotean los higos ya maduros,
una abubilla
con penacho de plumas en la cabeza,
sus alas y cola alistada
se pasea parsimoniosa, erguida, elegante
hacia el nido que abandonó,
con su canto monótono, trisilábico.

Los sentidos, rápidos afloran,
la vista se recrea en el paisaje
henchido de flores, arboleda,
el agradable frescor de la mañana,
el ladrido lejano de unos perros.
Me llega un aroma a café
que a sorbo tomaré en el porche
oyendo el murmullo del agua.

15/8/09 Inés Mª Díaz

sábado, 22 de agosto de 2009

viernes, 21 de agosto de 2009

lunes, 10 de agosto de 2009

¿SERÁ...?


















¿Será…?
¿Qué fue lo que me hizo mirar a las estrellas?
¿Quizás una brisa en mi piel
después de un calor excesivo ?
Me condujeron
a noches en cine de verano,
a terrazas en un pueblo de Castilla
testigo de nuestro esparcimiento.
Jirones del pasado
guardados en la memoria
como en un relicario,
a ráfagas de viento
vuelven esos recuerdos.
¿Será la soledad que me transporta
a esos momentos imborrables?
¿Quizás el deseo de restar de una vida
un triste instante?
¿Voy llegando a mis últimos peldaños?
Esta soledad que a veces necesito
y hoy me rebosa,
cesará mañana lunes
cuando lleguen mis nietos y me pregunten:
Abuela, ¿a qué jugamos?
o encienda el ordenador,
y termine de escribir este poema.
Bendita soledad cuando acompaña.

Julio 2009 Inés Mª Díaz

jueves, 30 de julio de 2009

ÁLAMO CENTENARIO















ÁLAMO CENTENARIO
Buscamos un lugar
donde anduviste tantas veces...
donde soñabas vivir tus últimos años,
no pudiste conseguir esa ilusión.
Atravesamos campos de girasoles
y encontramos restos
de nuestra casa derrumbada,
en ella vivimos nuestra infancia,
nos pareció inhóspito.
Buscamos un lugar en La Ribera
donde prevaleciera el verdor, los árboles
y a los pies de un álamo negro centenario
lo que quedaba de materia…
reposaba.
Tus hijos, con lágrimas de ti se despidieron
y volvimos a pasar por donde tantas veces
jugamos en nuestra infancia.
Permanecía de pie el colegio,
calles y lugares
para nosotros emblemáticos,
donde tantas veces pusiste la red
con reclamos de jilgueros colgados,
llegaban sedientos a beber
y atrapados quedaban.
Volvimos satisfechos
pensando que en ningún otro lugar
hubieras deseado
permanecer para siempre,
que a los pies
de ese álamo negro centenario.

Todos te recordamos.
Inés Mª Díaz
29 / 7 / 2009

domingo, 26 de julio de 2009

TENGO A MI HERMANA


Así me ve mi hermana, yo no.
Ella ha dejado a un lado
la escritura por enfermedad,
espero se incorpore pronto.


TENGO A MI HERMANA
Tengo a mi hermana mayor
que está hecha de oro puro.
Y no porque sea rubia ,
fue fundida en un crisol,
de oro tenía el corazón.

De ella sacó su color,
la grandeza de su amor
y el brillo de sus cabellos
que relucían como el sol.

De la otra parte morena,
ella heredó la prudencia,
el tesón para el trabajo
la constancia y la nobleza.

Y de un linaje sencillo,
supo extraer la grandeza
que envuelve su vida entera,
y la de todos los suyos.
DOMI DÍAZ
Con mucho cariño

miércoles, 22 de julio de 2009

DÍA DE AMASIJO















DÍA DE AMASIJO
Apenas tenían treinta años,
aunque parecía cuarenta.
Inés, siempre de marrón
de gris, vestía Manuela ,
promesa, siempre promesa
¿Por qué este atuendo? La guerra
Con pañuelo en la cabeza
que ellas llamaban de “yerba”
y también un delantal
que la rodeaba entera.
Inés, rubia y tostada,
Manuela , algo morena.
Frente de las casas: el horno,
con la bóveda encalada,
zócalo de color siena,
puerta de hierro pintada,
larga pala de madera.
Le dijo Inés a su cuñada:
hoy nos toca hacer el pan.
.Con las mangas arremangadas,
en un lebrillo muy grande
de barro y color castaña,
iban echando la harina
por el cedazo pasada,
sonando una musiquilla
cuando el aro golpeaba.
Una frente de la otra,
los puños metían y sacaban
y trabajaban la masa,
como si en ring entrenaran.
Luego había que darle forma.
Los roscos que no faltaran
de tres o cuatro agujeros,
los niños así disfrutaban,
y del afrecho se hacia
tortitas para los perros.
El horno está caldeado,
con qué arte manejaban
esa pala de madera,
metiendo y sacando el pan,
que luego iba a una orza
(hasta el próximo amasijo)
Para poder conservar.

Inés Mª Díaz

miércoles, 15 de julio de 2009

CRÍTICA GRATUITA



















CRÍTICA GRATUITA
He podido comprobar,
y me rebelé por dentro,
lo fácil que es criticar
las obras de los demás,
sin tener conocimiento.
Odio generalizar
y distinguir por colores,
ni todo lo blanco es puro,
ni sucio todo lo negro.
Creo que todo es mas sencillo,
siempre ha habido y siempre habrá
quien haga por los demás
desinteresadamente.
Y como somos humanos,
necesitamos de aliento
para seguir adelante.
Todo seria distinto,
si ese tiempo que perdemos
queriendo justificarnos,
hiciéramos también algo,
no de palabras, de hecho
Y no tener que pensar,
que siempre estamos en lo cierto,
y es cosa de los demás.

2002 Inés Mª Díaz

lunes, 13 de julio de 2009

PINCELADA BUCÓLICA















PINCELADA BUCÓLICA
Una alfombra verde y mullida
parecía el campo donde el niño jugaba.
La China y Danko,uno a cada lado
a él custodiaban.
Si se le acercaban,
cerraba los ojos y se estremecía,
era natural,los perros a su lado
en comparación parecían caballos.
De pronto vimos sobre un arbusto
llamado lantana,
mariposas blancas con lunares negros
revoloteaban.
Con sus espirales trompa
de las flores el néctar extraer querían
y la China saltaba queriendo atraparlas.
El niño observando lo que hacía la perra
reía a carcajadas una y otra vez
y no se cansaba.
Esta bella imagen del niño,los perros,
las plantas,las mariposas blancas
con lunares negros y sus carcajadas,
a mí en la retina me quedó grabada.

A mi nieto Javier
para que conozca
una escena de
su infancia.

Noviembre 2001 Inés Mª Díaz

viernes, 10 de julio de 2009

EL PATIO



















EL PATIO
Ese que me vio crecer,
y contemplé por las noches
la osa mayor y menor
y alguna estrella fugaz.
Un jazmín blanco
trepando por la pared encalada
y otro azul cielo.
Un pozo y un arríate
donde iban colocadas
las plantas de tallo largo,
rosas de pitiminí, azucenas y geranios
y otras que en primavera
sus flores veían la luz,
formando un bello tapiz.
Colgado de la pared, tiestos de gitanilla
y clavellinas moradas
que si pasábamos cerca
parecía estar oliendo un puñadito de clavos.
¡Qué bonito era mi patio!
Vigilado por la Virgen del Rocío
Al atardecer en verano,
mi abuela sentada en silla baja,
con jazmines aún cerrados
colocados en la falda,
iba ensartando con aguja
hasta hacer una biznaga,
luego ella la ponía
al Corazón de Jasús
y a la Virgen de Fátima.
Avanzando ya la tarde
se iban abriendo los jazmines
mezclando con su fragancia
todo el aire de la casa.
En las noches de verano de calor insoportable,
nos daba la madrugada escuchando a mi abuela,
contando historias de la guerra,
también de su propia vida
que ella aderezaba con algo de fantasía.
Disfrutábamos oyéndola,
Siempre temas constructivos,
nos enseñaba a vivir.
Mi patio, como pasa a las personas,
también dejó de existir.

Inés Mª Díaz

UN MUNDO DE LUZ















UN MUNDO DE LUZ
Desde la distancia
se podía contemplar.
Todo era como una fantasía
en un mundo efímero de colores.
Castillos azules, rojos y malva
se derrumbaban en el agua,
cometas dorados surcaban el cielo,
estrellas de plata,
palmeras verdes,
bolas brillantes,
y frenéticos remolinos
iluminaban las caras
del gentío que observaba.
Y toda esta alegoría
en la ría se apagaba.

Inés Mª Díaz

miércoles, 8 de julio de 2009

SOLTANDO AMARRAS



















SOLTANDO AMARRAS
En primavera
cuando este barco salió al mar
para echar sus redes por primera vez,
quedó prendido en ella
un valioso tesoro.
No eran piratas,
eran como tú y yo.
Y volvía a puerto lleno de esperanza,
porque sabía que de nuevo
volvería a salir al mar.
Y quedó anclado por un tiempo,
mecido por las olas
como bailando un vals
en una noche de boda.
Y llegó el día que tuvieron
que soltar amarras,
sus sueños era echar las redes de nuevo,
volver con otro tesoro.
Y así fue.
Ese barco con el paso del tiempo
se ha ido llenando de tripulantes,
porque todos son valiosos,
aquí no hay polizones,
solo hay amor.
Tuvieron dos hijos de la mar.

Inés Mª Díaz Rengel

¿QUÉ FUISTE?



















¿QUÉ FUISTE?
¿Acaso fuiste sol,
o luna,
o estrella,
o lluvia,
o sombra
cuando te necesitaba?
Solo fuiste tormenta,
por cuyo rayo fui alcanzada.
Ahora, me encuentro calcinada,
por el efecto de esa luz cortante
y explosiva.
¡Quiero salir de este marasmo!
¡Quiero emerger!
Quiero ser otra.
Inés Mª Díaz

CÓRDOBA SOLIDARIA

video
Mi corazón es patio.
De Marcos Ana.

CÓRDOBA POR LA PAZ

video
CÓRDOBA POR LA PAZ
Mensaje de Juan Panadero...
Rafael Alberti

martes, 7 de julio de 2009

domingo, 5 de julio de 2009

ANDALUCÍA

ASI ES MI ANDALUCIA

Son tantas cosas a la vez,
lo que yo siento por ella
que no quisiera omitir
ni un ápice de su belleza.
Gracias al esfuerzo de muchos
han quitado el sambenito
que Andalucía solo era tierra
de cante y de pandereta.
Que el andaluz era flojo
porque dormía la siesta.
¿Creéis que en verano
de una a cuatro de la tarde
se puede estar
trabajando a pleno sol a 45º?
Dicen ahora los sabios
que es bueno y saludable
lo que aquí tantos años
se ha venido realizando.
El andaluz tiene ingenio,
talento y sabiduría
y el arte que lleva dentro.
Sorpresa y admiración
se llevaban,
viendo que, careciendo de mucho
le sobraba la alegría.
¡Cuánta añoranza,
los que tuvieron que abandonarla!
Unos salieron huyendo,
otros por necesidad,
derramando muchas lágrimas
allá en el extranjero.

La tristeza le embargaba
si escuchaban “El emigrante”
o un fandango de Huelva,
o un fandanguillo alosnero,
o acordándose de los suyos
que había dejado en su pueblo.
Y si hablamos del idioma
sin entenderse con nadie,
lo tuvieron que pasar mal.
La mayoría han vuelto
los que podrán disfrutar,
su anhelo se ha realizado,
ya pueden vivir en paz
y aunque sean pocos años,
disfrutar de lo que posee su tierra.
Porque…
Andalucía tiene todo,
es monumento, es arte,
es fervor, es oración,
es playa, sal y sol.
Es nieve, sierra y mar,
es romero y azahar,
reuniendo, el color de su bandera,
blanca y verde.
Andalucía es: una belleza sin par.
Sus jardines, romerías,
ferias y procesiones sin igual.
Es música, es compás.
En general, Andalucía,
es flor, es poesía.
Día de Andalucía 28/2/06 Inés Mª Díaz
video
Aqui, Idilio de abril.
Fue un día inolvidable. Narramos todos los tiernos capítulos de Platero Y Yo, en la propia casa de Juan Ramón Jiménez, en Moguer, hoy Casa Museo.
video
Aqui,La arrulladora
video
Aqui narro La colina
video
La torre
video
Aqui narro Nostalgia
video
Aqui narro Platero de cartón

domingo, 21 de junio de 2009

VA POR TI, MUJER

















VA POR TI, MUJER
Mujer,
que tras de una tormenta
la lluvia emana,
calándote hasta el alma,
quedando, tus sentimientos siempre
anegados.
De enorme corazón no comprendido,
que siempre ha dado más
que ha recibido.
Que cuando vas a hablar no eres oída.
¿Acaso es más importante lo que otros dicen?
Mejor que callen,
que decir palabras que hieren.
Labios sellados,
deberían estar a veces para no escucharlos.
Mujer,
confiada y confundida,
haciéndose mil cábalas en sus adentro,
creyendo conocer a quien…
después de mucho tiempo tiene a su lado,
sin poder adivinar sus pensamientos
¿Es que no han sabido nunca lo que es amar?
¿O no saben adaptarse a su tiempo?
O quizás…
¿Han confundido amor con sexo?
Mujer,
que a veces, necesitas un apoyo, una mano,
o alguien que te escuche, para aliviar ese pesar
que la vida va dejando.
Mujer,
deja que el viento del otoño
se lleve las hojas secas
y piensa en la esperanza
como en las yemas que brotan de los árboles,
para poder ser flor en primavera,
que tras de una tormenta viene la calma
y podrás disfrutar de esa paz
que siempre va con ella.
Inés Mª Díaz

viernes, 5 de junio de 2009

CAMINO DEL COLEGIO















CAMINO DEL COLEGIO
Al colegio siempre en “ bici”
con mi hermano acudía,
me montaba a la grupa
y su cintura cogía.
Dejaba colgar el traje,
y sentada en un cojín,
en un cojín de “jarapa”,
como si fuera a caballo,
un caballo de hojalata.
Si la “bici” se pinchaba,
teníamos que ir andando,
y como estaba muy lejos
y una excursión siempre fuera,
llevábamos un canasto
de mimbre con tapadera.
Y le dábamos la lata,
“pa” que mi madre pusiera
la tortilla de patatas.
Y volviendo del colegio
lo pasábamos muy bien,
menos cuando peleábamos
que teníamos que correr.
Y jugábamos a pídola,
a las canicas y al trompo.
Cogíamos caracoles,
flores silvestres e hinojo.
Tiempo de calor y trigo,
y la chicharra saltando,
cómo gustaba cogerla
por el lomo con cuidado,
escuchar su musiquilla
y sentir cómo vibraba
esa verde barriguilla.
También nos entusiasmaba,
ver cómo el escarabajo
su pelota transportaba.
Inés Mª Díaz

viernes, 29 de mayo de 2009

PARA MI HERMANA DOMI

D adivosa, emprendedora, buena.

O rgullosa de los suyos, por lo que puede dar gracias.

M ujer de ideas firmes y claras. Repartiendo mucho amor.

I nteligente, poeta, sentimental y de lágrimas a flor de piel.

Con mucho cariño de tu herma Inés

jueves, 28 de mayo de 2009

AMIGOS










AMIGOS
Y fue el astado
el que siguió sus pasos,
por el verde campo
de trigo cimbreante.
Con la testuz su cuerpo
iba empujando,
no quería que se quedara rezagado.
Y así jugando uno y otro,
llegaron de noche a la estacada,
y en el trigo cimbreante descansaron.
La luna esclareció su mente,
emprendiendo al alba su camino.
Sus cuerpos desprendían vapor
húmedos por el rocío.
El uno al otro,
ya no le dio más capotazos,
quedando indultado su destino.
Inés Mª Díaz

VIDA Y TIEMPO



















VIDA Y TIEMPO
Vida y tiempo que pasa inexorable,
que siempre surcos va dejando.
Vidas marcadas por la huella
que el tiempo, tiempo va sellando.
Piel ennegrecida y ajada,
que la vida ha ido esculpiendo.
Vida que llega y pasa.
Tiempo que pasa y rompe
como huracán enfurecido.
Ilusiones sin dueño.
Ilusiones sin vida.
Sueños que no se realizan.
Vida falta de tiempo.
Tiempo sobrado de vida.

Inés Mª Díaz

lunes, 25 de mayo de 2009

ENTRE AZUL Y GRIS



















ENTRE AZUL Y GRIS
Apoyada en el alféizar de mi ventana,
miro al cielo y observo,
que el gris se entrelaza con el azul,
queriendo asomar
algunos destellos de sol.
En el horizonte, el gris es más intenso,
de vez en cuando es cortado por un rayo,
anunciando que pronto lloverá.
Cierro la ventana,
empieza a llover y siento frío.
Pienso que así es la vida,
entre azul y gris,
esperando siempre que pase la tormenta,
que su estancia sea breve y el azul prevalezca
Aunque el ocaso de la vida
siempre sea gris.

Inés Mª Díaz

MI CALLE


Es ancha, larga y hermosa; donde viví los mejores años de mi juventud. Presumiendo siempre de arboleda, antes de lilas. Hoy de naranjos, y en ella, el aroma del azahar te envuelve.
Aunque ha evolucionado, yo me remonto a aquellos años, en los que si no había polvo, había barro. Olía a marisma, a carbón quemado que el tren desprendía cuando se alejaba.
Calle de festejos y juventud alegre, creando sus fiestas para divertirnos. ¡Cuántos cántaros y búcaros rompimos jugando a la “tumbeta”!
En Navidades, nunca faltaba el coro de campanilleros, que dirigía y cantaba Pepe “de la Nora” ( hijo), al que todos acompañábamos.
Chistes, canciones, flamenco; de todo fue testigo “la piedra de la Nora” Era como todos los bancos de una plaza juntos, y de los pequeños el escenario. En ella se podía tomar, el sol en Invierno y el fresco en Verano.
Recuerdo: El despertar, con el tintineo que traían las cabras de “Canea”; era gracioso ver como las ordeñaba en el momento que salían las clientas.
En Verano, salir corriendo a la hora de la siesta a comprar, cuando oíamos el carrillo de los helados y al hombre pregonando: ¡Helado, mantecado, “chambri”¡
El perfume que desprendía las guirnaldas de jazmines. Los frascos de colonia de “Isabel María”, que comprábamos en la tienda de Roque, para felicitar a las amigas.
Al llegar la primavera, se respiraba a fiesta, a romero, a azucenas, a tierra mojada, al aroma que desprendía el aceite cuando se hacían los dulces fritos.
Al llegar el mes de mayo, se celebraba la fiesta de la Cruz. En el pueblo había varias, una de ellas en mi calle, que era expuesta cada año en una casa. La adornaba de tal forma, que parecía una preciosa joya en su estuche de raso, cuyos destellos deslumbraba a todo el que se acercaba.
Luisa Romero y Cardeña eran los decoradores, aunque tenían muchas colaboradoras entre las hermanas de la Cruz. Cada año cambiaba de color y forma.
A las tres de la tarde, con el repiquetear de un almirez, se llamaban a las hermanas para rezar la novena.
Cohetes, música, baile.
¡Cuántas sevillanas se han bailado en esa calle!
Y los que tenían novia o novio de la otra Cruz, deseaban que se marcharan, para poder bailar con los de su hermandad.
Y llegó la procesión. Calle engalanada. Mantillas, y todos con sus mejores galas.
Bandas de música de fuera. En esos días, cualquier cosa era motivo de alegría: Como hacer cadenetas o flores en los doblados, para adornar la calle. Oír el tamboril al alba.
Una de las veces que fui hermana mayor y yendo delante del paso de la Cruz, tiraba los cohetes Antonio ¨Pilonga¨, en vez de apuntar hacia arriba, apuntó hacia mi. Cuando vi venir el cohete, corrí hacia un lado y como había mucha gente, con las puntas del cetro le di a una mujer (de la otra Cruz) en la frente. Cuando vio que sangraba, ella se enojó. Como si con un cohete detrás, alguien pudiera decir: ¿ Por favor, me deja pasar?
Si alguien quiere saber cómo se llama mi calle: Se llama San José.

INÉS Mª DÍAZ

MICROCUENTOS

Bastó un solo beso para que el príncipe se volviera rana.

-----------------------------------

Los zapatitos de cristal se le clavaron en la piel y no
podía avanzar, quedando privada de libertad.

---------------------------------

Gracias a lo que guardó la hormiguita, la cigarra vivió
cantando a la vida.

---------------------------------

Cuando subió al tren diabólico, no sabía que daría tantas
vueltas.

Inés Mª Díaz

LUCIÉRNAGA













LUCIÉRNAGA
Como la luciérnaga,
me hubiera gustado ser brillante,
desarrollar mi inteligencia intensamente,
más, igual que en muchos casos,
como la hembra,
he carecido de alas siempre,
me conformé con poca cosa
y mi ignorancia ha sido mi derrota.
Como un crepúsculo,
espero la vigorosa luz que me alumbre.
Procuro vivir el día a día
y cuanto más aprendo, atisbo
que mi ignorancia es ilimitada.
Estoy convencida,
que mi don es brillar con luz propia
entre los míos,
tratando que reverbere en un sentido positivo.
Intento a los que me rodean,
no ensombrecerles.

Inés Mª Díaz

ÁCARO













ÁCARO
No puedo permanecer en esta casa
lúgubre y húmeda.
Soy alérgica al ácaro
y estaría estornudando
noche y día,
sin parar de rascarme la nariz,
con los ojos enrojecidos e inflamado.
Es como si ese minúsculo bicho,
invisible a simple vista,
se adheridse a las paredes
de mis fosas nasales
y trepando, trepando hacia mis ojos,
como si llevara plumas en sus patas,
corriera de un lado para otro,
hasta quedar mis ojos ensangrentado.
Esperando que llegue el antihistamínico.
Me he cambiado a un piso soleado.

Inés Mª Díaz

sábado, 23 de mayo de 2009

COMO UNA OLA















COMO UNA OLA
Y después de darle vueltas
a tantos pensamientos y recuerdos,
buscando una palabra
que diera significado
a toda esa amalgama que sentía,
me quedé dormida.
Soñé que me encontraba
en la orilla del mar,
una ola llegaba efervescente
y bramando se alejaba,
llevándose con ella
lo que en su arrastre podía.
Entonces desperté
y supe que era amor la palabra que buscaba,
como una ola llega chispeante,
al retirarse, en ese torbellino de emociones
se lleva lo mejor de sus edades.
Entonces me acuerdo
de cuántos momentos he malgastado
cuando el amor era compartido.
A veces estás ensimismada
en otros menesteres
y abandonas lo que también es importante
sin dignificar ese tiempo,
creyendo que esa época es eterna.
Y no decidme que…
“nunca es tarde para amar”,
y alabo el que así lo sienta,
porque jamás podrá ser
igual que aquellos años,
estas fechas.

Inés Mª Díaz

lunes, 18 de mayo de 2009

CALOR















CALOR
Sol que con tus rayos me abrasa,
que en tiempo de estío me desploma,
deseo un verano de ocio compartido
y aquí me tienes encerrada.
No soporto la flama que tus rayos producen,
prefiero no salir de casa.
Tengo tan malos recuerdos…
Por ser rubia, te ensañabas con mi cuerpo,
levantándome ampollas
y como una serpiente mudaba la piel,
nunca pude estar morena, sí, roja como una amapola.
No se conocía protección, solo cremas bronceadoras.
Quizás tengamos la culpa,
que tus brazos opriman con fuerza nuestro cuerpo,
por los espacios ennegrecidos, quemados,
unos por la mano de insensatos,
otros cuando tus rayos reverbera
en espejos que abandonan incívicos en el campo.
Nos estamos quedando sin árboles.
Modera tu poder,
por culpa del calor
nos quedaremos sin agua y sin bosques
y aunque sé que tu calor también es necesario,
en verano sufro por ello.

Inés Mª Díaz

sábado, 16 de mayo de 2009

A UNA POETA EXTREMEÑA

















A UNA POETA EXTREMEÑA
(mi amiga Adelaida)
Quiero definir con frases bellas
cómo eres, cómo sientes,
no sé si podré,
no soy poeta.
Escribo…mis sentimientos.
Ser poeta es algo más serio.
He cogido folio y pluma,
y que ella escriba lo que piensa de ti:
Mujer de raíces asidas a su tierra,
con nostalgia a lo que en tiempo vivió.
Momentos valiosos,
y que ha sabido reflejar en su poesía
como lo haría un gran poeta.
La Nava, origen de su existencia,
puede sentirse orgullosa,
ama a sus costumbres y a su gente.
Gran admiración sentí
y la alegría en su rostro
al hablar de La NACENCIA,
(El miajón de los castuos)
y que razón tenía,
encierra tanta belleza…
Exaltando al más pequeño artilugio,
como, “Oda al chozo extremeño”,
a los aperos del campo,
a la encina, al olivo, a la viña,
a todo lo que huele a Extremadura,
su familia,
su primer regalo,
¡Su gran amor!
Tomo mi pluma para decirte:
Puedes sentirte orgullosa,
sigue y deléitanos con tus poemas,
tus odas.
Inés Mª Díaz

viernes, 15 de mayo de 2009

ANSIAS DE LIBERTAD














ANSIAS DE LIBERTAD
Como paloma enjaulada
que se encuentra prisionera,
mirando hacia el exterior
siempre detrás de la reja,
deseando
que esos barrotes se abran
para emprender su aleteo,
pero después de mucho tiempo
privada de libertad,
sus alas,
las tiene anquilosadas
y ya no puede volar.
Tiene que volver a su jaula,
aunque bonita y hermosa,
ve, que a sus crías
ya no puede ayudar.
Ya no arrulla
y sus vuelos
reducidos siempre están.
Sufre,
porque ha vivido siempre
y seguirá viviendo
con ansias de libertad.

15/4/06 Inés Mª Díaz

jueves, 7 de mayo de 2009

video

De Ocnos, La casa, Luis Cernuda

miércoles, 6 de mayo de 2009

TE ECHO DE MENOS















TE ECHO DE MENOS
Madre, no te siento respirar,
tanto tiempo a mi lado
que te echo de menos,
aunque es ley de vida
y estabas muy mal,
siento no tenerte
Me hago mayor,
estoy cansada,
pero eso no es óbice
para no sentir el vacío
que has dejado en mi alma.
Tu respiración,
ya no me hará compañía.
Mañana, por primera vez
en mucho tiempo,
no pondré el despertador,
ni tendré que quitar pañales,
ni machacar píldoras,
ni sufrir por esos golpes de tos
cuando comías,
ni esperaré a la enfermera,
no iré tanto a la farmacia,
ni visitaré a la médica,
pero lo mismo en tu vida
como en la enfermedad
fuiste buena,
por eso, el tenerte a mi lado,
siempre lo echaré de menos

29/7/2007 INÉS Mª DÍAZ

A Juan Ramón Jiménez en su pueblo


Y después del maratón memorizando a platero, debo dedicarte unas palabras de admiración y sentimiento.Hasta que he desgranado a este burrillo en su totalidad, no he llegado a comprender que siempre fue para ti: tu confidente, tu amigo, compañero y motivo de bellas inspiraciones.Que hermosura en tus palabras exaltando esas cosas cotidianas y que solo tú veías y que nadie observaba ni creían que existían .Tanto como leíste y pensaste en tu querida Colina roja, no pudiste imaginar que estos locos Fahrenheit a Platero iban a memorizar.Que belleza describiendo innumerables escenas. En el campo, por las calles de tu pueblo, a niños sanos y enfermos, a granada, sandias, mandarinas, a todas clases de flores, de animales, como la perra parida que desquiciada buscaba a sus pequeñitas crías. A días de lluvia y sol, a los pinos y en especial el de la Corona que tanto cobijo dio. Esas bellas puestas de sol sobre el río y con un libro en la mano, es lo que más deseabas. Sin olvidar el coche de línea que salía de Moguer a la estación del tren de San Juan. Personajes de tu pueblo que te gustaba estudiar. Ni mariposas ni abejas, pasaban inadvertidas.Innumerables momentos imposibles de nombrar, bonitos y entrañables, como Platero en el cielo y su homónimo de Cartón. Y ese ha sido el motivo que a pequeños y mayores, los ha cautivado a todos y que en nuestros corazones se haya quedado prendido. Inés Mª Díaz














AMOR EN TIEMPOS DIFÍCILES

Malgrat de Mar, burguesía.
Risa de cascabel y mirada serena.
Tu tesón, el preludio del enlace con Juan Ramón.

Zenobia, ¿qué viste en él que tanto te cautivó?
¿Te bastó saber que ya sólo miraría
en el cristal de tus ojos
hasta el final de tus días?
¿fueron tal vez sus versos de amor,
su canto al perfume de las rosas, de los lirios,
a la colina de los pinos,
al trinar de los jilgueros, lo que a ti te enamoró?
Y es que su cuerpo rezumaba
el aroma de los campos y el amor a su Moguer.
Tu alegría compensaba la que le faltaba a él.
Fue tu risa cantarina la que le dejó extasiado y tu gran sabiduría.
Pionera en aquel tiempo de ideas y profesiones.
Traducías a Tagore y corregías a J. R.
y en tu diario, preservabas historias conmovedoras
que acontecían durante el día.

A cuánto renunciaste… por estar cerca de él.
Si le veías taciturno, preparabas excursiones,
él gozaba como un niño y tú sentías regocijo.

Fuiste para él, todo,
Inteligencia, corazón, alegría, vida
¡SU GRAN AMOR!

Muy poco saboreaste su Premio Nobel,
horas, podríamos decir.
Su amor por ti era infinito
y al no poder disfrutar de tu alegre compañía,
le fue imposible vivir y se fue tras de ti.

Inés Mª Díaz Rengel

NOSTALGIA



















N O S T A L G I A
Lo busca entre sus versos
y no lo encuentra,
apenas un recuerdo agazapado.
Ante un mar hermético se desnuda
después de un apasionado amor.
Corría bondad por sus venas
y pinceladas de machismo
que no evolucionaba.
Sus pensamientos iban
por otros derroteros.
Un sacramento no obliga
a ser tenencia de nadie,
su vida es solo suya.
En libertad, se sentía prisionera,
necesitaba amar sin atadura.
Había choques de ideas,
apropiación de voluntades,
anulación de sentimientos.
Aunque estuviera cerca,
nunca llegaba a tiempo.
Sentía que el amor agonizaba,
y sus alas con fuerza tener que remontar.
Esto la iba reconcomiendo,
pasando inadvertido para todos.
Con él se fueron en plenitud
todas sus edades,
quedando en orfandad su amor.
Será por eso,
que en su corazón esté como ausente.
No lo puede negar,
a pesar de todo había enamoramiento,
alabanzas y flores
y noches de estrellas esperando el alba.
Decía…lo mejor que le había pasado, conocerla.
Amar a su manera,
pero ella necesitaba comprensión.
Ahora, irá envejeciendo
y sentirá por él nostalgia.
Le tocó vivir en otro tiempo.

Inés Mª Díaz