A INÉS DÍAZ RENGEL

ELLA EN EL TIEMPO

AMOR QUE NO CESA

QUIERO

LA HIGUERA

En Córdoba por la Paz

Narrando en Punta Umbría

NARRANDO EN CÓRDOBA POR LA PAZ

Seguidores

lunes, 23 de agosto de 2010

RINCÓN DE MIS HORAS AGRIDULCES















RINCÓN DE MIS HORAS AGRIDULCES
No sé qué llamarle.
¿Escritorio? ¿Torre informática?
¿Rinconcito donde rehíce mi vida?
¿Espacio de mis alegrías y penas?
¿Lugar de mis descubrimientos, de mis recuerdos y olvidos,
de mi soledad acompañada de teclado y pantalla,
testigos cuando he paladeado la sal de mis lágrimas?
Unas veces de dolor, al recordar algunos momentos
después de un largo camino.
Paraditas que hay que hacer
pensando cómo me trató la vida,
pero ha sido y mi vida es, como muchas existentes…
Otras veces de alegría,
siempre que escribo a los míos, a mayores y pequeños,
los ojos se me humedecen,
me sale del corazón y los quiero con el alma,
aquí, doy gracias, la estrella me acompañó.
Pero… cuántas veces he llorado de alegría,
leyendo poemas que me han dedicado,
donde veían bellos lienzos, adornados con pinceles,
fabricados con el alma, creando cuadros preciosos,
que yo no reconocía,
nunca me vi reflejada en esos bellos tapices.
Otras veces es la cabeza la que comienza a girar
y descubro emociones, quizás nuevas para mí,
las ubico en el papel como las voy sintiendo.
Y me alegra recordar que siempre hay que amar en la vida,
aunque en alguna ocasión nos obligue a olvidar,
decirle adiós a los sueños,
a los momentos vividos de ilusión y de esperanza,
perdidos para siempre como partículas en el espacio y en el tiempo.
Que las musas me acompañen siempre que las necesite,
cuando la imaginación está ocupada no pienso en cosas extrañas
y se detiene en crear poemas que salen del alma,
que luego archivaré como esencia de mi vida,
en este reanimado y preferido espacio.

7/7/10 Inés Mª Díaz

27 comentarios:

Clara Schoenborn dijo...

Bello escrito Inés Ma. Es cierto este espacio virtual será para todos los humanos donde dejarán su herencia de pensamiento y sentimiento cuando estuvimos sobre la tierra.Un abrazo virtual para ti.

Joan Tristany dijo...

Las musas te acompañan siempre Inés. Tus poemas siempre me llegan desde tu corazón y se nota la sensibilidad, la humanodad y lo sincera que eres.

Me ha gustado leer estás intimidades artísiticas tuyas, siempre me gusta conocer los motivos del poeta.

Besos y abrazos desde este noche calurosa en Barcelona hoy.

Joan

Versos Nuevos dijo...

Te invito a participar.

Saludos,

ADELFA MARTIN dijo...

Que rincòn mas hermoso has realizado...para compartir no solo soledades sino inspiraciòn, para hacer lo que por lo menos en mi caso, desee por años y que no me fue posible...rincòn de para los buenos deseos, las hermosas palabras, el libre pensamiento...

gracias por compartir

abrazos

Geles Calderón dijo...

Un rincón ordenado, se intuye paz, armonía... Ello habla de ti, amiga mía.
Me siento identificada con tus palabras.
Un abrazo.

Inés María Díaz dijo...

Gracias Joan, es un placer que me visites. Un abrazo

Inés María Díaz dijo...

Gracias Versos Nuevos, te seguiré. Besos

Inés María Díaz dijo...

Hola Adelfa, gracias por tu fidelidad, me alegra mucho verte en este espacio. Un abrazo

Inés María Díaz dijo...

Siempre se tiene un lugar preferido por nosotras, Geles, y este es el mío, es muy importante para mí. Besos

ESPERANZA.G. dijo...

Conmueve la sinceridad de tus sentimientos...no dejes nunca tu rinconcito
Muchos Besos

Inés María Díaz dijo...

Muchas gracias Clara, es verdad, todo lo que ahí hacemos quedará como bonita herencia para los nuestros. Un abrazo, Inés

Inés María Díaz dijo...

Gracias Esperanza, descuida que me acompañará mientras pueda. Besos

zarina dijo...

Maravilloso tu blog. Ya me hago tu seguidora!!!
besitos GALA
AMALIA

zarina dijo...

YA SOY TU SEGUIDORA!!!
Gala
Estoy en las primeras fotos con una blusa de colores varios
Me encanta tu blogs
Amalia

Pedro Casas Serra dijo...

Este poema, como los demás de tu blog, permiter ver con que claridad y belleza, con mirada serena, describes los sentimientos.

Un abrazo.
Pedro

Inés María Díaz dijo...

Gracias Zarina, yo también te sigo. Un abrazo

Inés María Díaz dijo...

Muchas gracias Pedro, es un placer para mí que me visites. Un abrazo

Carmela Rey dijo...

Inés María aprovecha las alas que nos da este medio. Escribe hasta saciar la gente que como yo, estamos dispuestos a leerte. Me gusta tu blog. Animo.
Un abrazo

Charo Torrejón dijo...

Inés, preciosa amiga, desde tu rinconcito, nos dejas tus gozos, dolores y alegrias, emociones que sabes transmitir con ese don del que Dios te dotó. Mi abrazo desde esta sierra que hubiera querido compartir unos días contigo.
Un abrazo compañera!!
Charo

Inés María Díaz dijo...

¡Ay Charo!, si no fuera por estos rinconcitos, qué sería de nosotros en muchos momentos. Un abrazo

adelaida dijo...

Hola Inés he pasado por tu blog para ver las últimas novedades y este escrito reflexionando sobre tu vida me ha gustado. Quienes te conocemos sabemos que sabes rodearte de tantas casas buenas y vivirlas que aunque la soledad a veces este presente, en ti no tiene cabida.

Besos y sigue deleitándonos con tus cosas.
Adelaida

Mar dijo...

Felicidades, Inés. Has conectado con lo que para muchos es ese rinconcito sagrado hoy en día.Besos ¡

Inés María Díaz dijo...

Gracias Adelaida, tú que me ves con esos ojos. Un beso

Inés María Díaz dijo...

Pues sí Mar, así es, creo que para muchos ha sido uno de los mejores descubrimientos. Besos

Luz_ de_Luna dijo...

Ínes!
Mi qeurida amiga, que bonito es lo qeu nos has dejado.
Cuantas veces nos paramos de lejos y lo vemos, como dices, sin saber qeu nombre ponerle, pero ahí, de segurito, esta de distintas formas, todo nuestra vida, como vien dices
Te quiero y admiro
Un beso de luz
Monica

Luz_ de_Luna dijo...

Ínes!
Mi qeurida amiga, que bonito es lo qeu nos has dejado.
Cuantas veces nos paramos de lejos y lo vemos, como dices, sin saber qeu nombre ponerle, pero ahí, de segurito, esta de distintas formas, todo nuestra vida, como vien dices
Te quiero y admiro
Un beso de luz
Monica

Inés María Díaz dijo...

Gracias Mónica, mi amiga del alma, me alegra saberte cerca. Besos